martes, 11 de marzo de 2008

"Tableros de juego" y Pata de Oca...

Templo de San Pedro Fiz, tímpano portada oeste, final s.XII, Cangas (Pantón, Lugo). [Diapositiva 21 agosto 1999].
.
Templo de Santa María, metopa muro sur, 1160, Beade (Ourense). [Diapositiva 13 abril 1992].
.
Templo de Santa María, banco puerta sur, fin s.XII, Gomariz (Leiro, Ourense). [Diapositiva 13 abril 1992].
.
En Galicia es más fácil apreciar las raíces de estos símbolos geométricos, pues es relativamente corriente verlos en los petróglifos prehistóricos, a veces no muy lejos de los templos cuyas piedras "adornan". Algunos autores, opinan que varios de estos grabados podrían ser piedras prehistóricas, o celtas, reutilizadas como sillares por los constructores románicos. Precisamente por el componente, "mágico" o "talismánico", del simbólico esquema geométrico conocido como Triple Recinto, llegaron a ser colocados hasta en los tímpanos de las portadas.
Pero, también, por estar relacionados con el complejo simbolismo propio de los Compañeros Constructores. En griego, éstos tableros se conocían como "merelle": Madre de la Luz. Y "merelle" es, además, el apelativo medieval de la vieira o Concha de Peregrino. Emblema jacobeo, cierto, pero al mismo tiempo símbolo esquemático de aquella "pata de oca" adoptada, en tiempos de la Religión Antigua, por los constructores que recorrían el Camino como aprendices de las distintas logias de canteros. Cuando el Camino fue cristianizado, el símbolo de la "pata de oca" -semejante a la runa de la vida- se sincretizó en la concha de vieira, tal como da a entender en el siglo XII el Liber Sancti Jacobi, en su sermón Veneranda dies: "Estas dos conchas de la venera, que están talladas como los dedos de una mano". O de una pata, palmípeda...